rito chamánico comunitario de Eunsan(恩山別神祭)

Palabra clave

은산별신제 ( 恩山別神祭 , Eunsan Byeolsinje )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Ritos

Autor LeeChangsik(李昌植)

El byeolsinje de Eunsan, Patrimonio Cultural Intangible de Importancia n° 9, es un rito ofrecido a la deidad protectora de Eunsan-myeon, Buyeo-gun, localidad situada al sur de la provincia de Chungcheong. Se trata de un festival folclórico que integra elementos confucianos con el chamanismo y que se celebra cada tres años en el primer o segundo mes lunar.

Eunsan es una localidad clave en el proceso de mercantilización y comercialización del sector agrícola en las postrimerías de la dinastía Joseon (1392-1910). En aquel entonces Eunsan era una próspera región agrícola, gracias a la actividad de los buhoneros y vendedores ambulantes. El anhelo común de gozar de holgadez económica y desarrollo agrícola llevó al establecimiento de un rito celebrado anualmente con la participación de todos los miembros de la comunidad. Con el tiempo, el byeolsinje de Eunsan se consolidó como el fundamento espiritual de los agricultores y comerciantes de la localidad. Durante el periodo del rito, los participantes oran ante la deidad protectora de la aldea por la buena fortuna, la eliminación de las malas energías y piden consuelo para los espíritus que profesan algún resentimiento.

En el santuario de Eunsan-ri se guardan los retratos del General Boksin y el Gran Sacerdote Tojin, dos figuras ilustres de gran importancia histórica que lucharon por defender Baekje, uno de los tres reinos asentados en la península de Corea entre el año 18 a. C. y el año 660 de nuestra era. El byeolsinje de Eunsan es un rito celebrado en honor a estos dos líderes patrióticos, pero también tiene la finalidad de expulsar a los espíritus malignos transmisores de enfermedades y rezar por la paz de toda la comunidad. Por consiguiente, aunque originalmente el byeolsinje de Eunsan tiene sus raíces en la tradición folclórica destinada a honrar a la deidad de la aldea, también se asocia al patriotismo militar.

En la víspera de la ceremonia principal del byeolsinje de Eunsan, la cofradía instala un jindae (palo sagrado) frente a la casa del oficiante principal, donde se mantendrá erguido durante todo el periodo de este rito comunitario. Esta práctica de colocar un palo sagrado constituye la principal característica del byeolsinje de Eunsan, por lo que es imposible verlo en otros ritos de este tipo. Además del jindae (palo sagrado), entre los principales preparativos para la ceremonia se incluye un acto denominado kkotbadgi (lit. recepción de flores), el cual también tiene lugar en la víspera del rito principal y consiste en llevar flores de papel al santuario. Estas flores son confeccionadas un mes antes del gut (rito chamánico) en un hogar designado previamente como “limpio de impurezas”. El rito se divide en tres partes, que se llevan a cabo durante tres días. La ceremonia principal, denominada bonje en coreano, constituye el eje central del rito y empieza en la noche del primer día, tras presentar las ofrendas en el altar. En la mañana del día siguiente tiene lugar el sangdang gut (rito chamánico del santuario superior); mientras que el hadang gut (rito chamánico del santuario inferior) se realiza el tercer día frente al dangsu (árbol del dios protector de la aldea).

Los oficiantes de este rito tienen la responsabilidad de mantener su cuerpo y alma en estado de pureza para realizar los preparativos concernientes a las ofrendas del altar y las obligaciones asignadas. Otra característica y atractivo singular del byeolsinje de Eunsan es el acto de godubaekbae (lit. cien reverencias) que se realiza con acompañamiento musical. Godu significa “acto de reverencia en señal de sumo respeto hacia Dios, el rey u otra persona de gran importancia”. Para realizar el godubaekbae hay que ponerse de rodillas e inclinarse profundamente hasta que la frente toque el suelo tres veces. Un movimiento realizado según la forma descrita constituye tres reverencias, por lo cual, para completar las cien se debe repetir esta acción treinta y tres veces y concluir con una reverencia simple. En sus principios, godubaekbae pudo haber formado parte de ritos religiosos, no obstante, en la actualidad solo se mantiene vigente en el byeolsinje de Eunsan. Cuando los espíritus descienden durante el sangdang gut, los jefes de familia que participan en la ceremonia realizan el soji, una práctica en la que se queman papeles con mensajes sagrados y deseos de los aldeanos. Siguiendo las instrucciones del oficiante principal, rezan por la paz de la aldea y la felicidad de cada miembro de la comunidad. Como se puede apreciar, el byeolsinje de Eunsan es un rito que busca la integración de la comunidad. Al finalizar completamente los ritos, se reparten a todos los participantes y donadores, las flores de papel con las que se decoró el altar y que la gente conserva con devoción en sus casas, convencida de que expulsan los malos espíritus y traen la paz al hogar.

rito chamánico comunitario de Eunsan

rito chamánico comunitario de Eunsan
Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Ritos

Autor LeeChangsik(李昌植)

El byeolsinje de Eunsan, Patrimonio Cultural Intangible de Importancia n° 9, es un rito ofrecido a la deidad protectora de Eunsan-myeon, Buyeo-gun, localidad situada al sur de la provincia de Chungcheong. Se trata de un festival folclórico que integra elementos confucianos con el chamanismo y que se celebra cada tres años en el primer o segundo mes lunar. Eunsan es una localidad clave en el proceso de mercantilización y comercialización del sector agrícola en las postrimerías de la dinastía Joseon (1392-1910). En aquel entonces Eunsan era una próspera región agrícola, gracias a la actividad de los buhoneros y vendedores ambulantes. El anhelo común de gozar de holgadez económica y desarrollo agrícola llevó al establecimiento de un rito celebrado anualmente con la participación de todos los miembros de la comunidad. Con el tiempo, el byeolsinje de Eunsan se consolidó como el fundamento espiritual de los agricultores y comerciantes de la localidad. Durante el periodo del rito, los participantes oran ante la deidad protectora de la aldea por la buena fortuna, la eliminación de las malas energías y piden consuelo para los espíritus que profesan algún resentimiento. En el santuario de Eunsan-ri se guardan los retratos del General Boksin y el Gran Sacerdote Tojin, dos figuras ilustres de gran importancia histórica que lucharon por defender Baekje, uno de los tres reinos asentados en la península de Corea entre el año 18 a. C. y el año 660 de nuestra era. El byeolsinje de Eunsan es un rito celebrado en honor a estos dos líderes patrióticos, pero también tiene la finalidad de expulsar a los espíritus malignos transmisores de enfermedades y rezar por la paz de toda la comunidad. Por consiguiente, aunque originalmente el byeolsinje de Eunsan tiene sus raíces en la tradición folclórica destinada a honrar a la deidad de la aldea, también se asocia al patriotismo militar. En la víspera de la ceremonia principal del byeolsinje de Eunsan, la cofradía instala un jindae (palo sagrado) frente a la casa del oficiante principal, donde se mantendrá erguido durante todo el periodo de este rito comunitario. Esta práctica de colocar un palo sagrado constituye la principal característica del byeolsinje de Eunsan, por lo que es imposible verlo en otros ritos de este tipo. Además del jindae (palo sagrado), entre los principales preparativos para la ceremonia se incluye un acto denominado kkotbadgi (lit. recepción de flores), el cual también tiene lugar en la víspera del rito principal y consiste en llevar flores de papel al santuario. Estas flores son confeccionadas un mes antes del gut (rito chamánico) en un hogar designado previamente como “limpio de impurezas”. El rito se divide en tres partes, que se llevan a cabo durante tres días. La ceremonia principal, denominada bonje en coreano, constituye el eje central del rito y empieza en la noche del primer día, tras presentar las ofrendas en el altar. En la mañana del día siguiente tiene lugar el sangdang gut (rito chamánico del santuario superior); mientras que el hadang gut (rito chamánico del santuario inferior) se realiza el tercer día frente al dangsu (árbol del dios protector de la aldea). Los oficiantes de este rito tienen la responsabilidad de mantener su cuerpo y alma en estado de pureza para realizar los preparativos concernientes a las ofrendas del altar y las obligaciones asignadas. Otra característica y atractivo singular del byeolsinje de Eunsan es el acto de godubaekbae (lit. cien reverencias) que se realiza con acompañamiento musical. Godu significa “acto de reverencia en señal de sumo respeto hacia Dios, el rey u otra persona de gran importancia”. Para realizar el godubaekbae hay que ponerse de rodillas e inclinarse profundamente hasta que la frente toque el suelo tres veces. Un movimiento realizado según la forma descrita constituye tres reverencias, por lo cual, para completar las cien se debe repetir esta acción treinta y tres veces y concluir con una reverencia simple. En sus principios, godubaekbae pudo haber formado parte de ritos religiosos, no obstante, en la actualidad solo se mantiene vigente en el byeolsinje de Eunsan. Cuando los espíritus descienden durante el sangdang gut, los jefes de familia que participan en la ceremonia realizan el soji, una práctica en la que se queman papeles con mensajes sagrados y deseos de los aldeanos. Siguiendo las instrucciones del oficiante principal, rezan por la paz de la aldea y la felicidad de cada miembro de la comunidad. Como se puede apreciar, el byeolsinje de Eunsan es un rito que busca la integración de la comunidad. Al finalizar completamente los ritos, se reparten a todos los participantes y donadores, las flores de papel con las que se decoró el altar y que la gente conserva con devoción en sus casas, convencida de que expulsan los malos espíritus y traen la paz al hogar.