el rito de los faroles(燃燈會)

Palabra clave

연등회 ( 燃燈會 , Yeondeunghoe )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > VERANO > Abril > Vacaciones estacionales

Autor AnJiwon(安智源)

Se trata de un rito ampliamente difundido entre las religiones culturalmente sometidas bajo la influencia budista, que consiste en encender faroles fuera de los hogares, en las calles y los templos a fin de celebrar el nacimiento de Sakyamuni. Para quienes profesan esta religión, los faroles que iluminan la oscuridad son un símbolo de la sabiduría de Buda alumbrando el mundo; por esta razón, los seguidores le ofrendaban faroles a Buda desde los tiempos en que vivía el profeta. Desde sus inicios, costumbre de ofrendar faroles forma parte fundamental de las celebraciones budistas y tiene raíces en la tradición hindú de ofrecerle agua, inciensos, flores, faroles y alimentos a Brahma.

En Corea, los primeros testimonios escritos que se refieren a este rito de encender y colgar faroles se encuentran en un capítulo del Samguk sagi (Historia de los Tres Reinos, 1145). que describe los acontecimientos del sexto año de reinado (866) del rey Gyeongmun de Silla Unificada (676-918). Durante este periodo, empezó a organizarse este rito budista bajo la influencia de la costumbre china de colgar faroles en la noche de la primera luna llena del año, es decir, originalmente no tenía lugar en el Natalicio de Buda sino el 15 del primer mes lunar. Finalmente el Yeongdeunghoe cobró un carácter oficial cuando Wang Geon, el rey fundador de la dinastía Goryeo (918-1392), estableció por ley que fuera incluido entre las celebraciones budistas de carácter oficial del reino.

Sin embargo, durante la dinastía Joseon (1392-1910), periodo en que el confucianismo fue adoptado como doctrina nacional, se desplegó una política antibudista y en este marco, el rey Yeonsangun (1476-1506) ordenó que todos los templos de la capital del reino fueran cerrados. Más tarde, durante el gobierno del rey Injong (1515-1545), la represión del budismo llegó a su punto máximo, llegando al extremo de prohibirse a los monjes budistas la entrada a Hanyang, la capital del reino. Pero aún bajo este ambiente de represión religiosa, en la noche del Natalicio de Buda se levantaba excepcionalmente el toque de queda y todos los habitantes de la ciudad acudían a los templos para rendir homenaje a Buda. Ese día, cuando empezaba a anochecer, la gente subía a los montes cercanos para contemplar de cerca los faroles y unirse a los festejos, los cuales tenían lugar durante toda la noche. En el periodo Joseon, los preparativos para el festival de faroles empezaban con varios días de antelación. Tanto en las casas como en las oficinas gubernamentales, los mercados y las calles, se confeccionaban varas de bambú para colgar los faroles y se adornaba la parte superior con banderines de seda de diversos colores. En los hogares se solían colgar faroles según el número de hijos que tuviesen y los mantenían encendidas hasta el día siguiente del día del nacimiento de Buda.

En 1975 se decretó feriado nacional el día del Natalicio de Buda, el cual se celebra el 8 del cuarto mes lunar, dando pie al resurgimiento de los eventos relacionados con los faroles a partir del año siguiente. A partir de 1996, la comunidad budista, liderada por la Orden Jogye, organiza un variado abanico de eventos especiales con motivo de esta significativa fecha, siendo el más importante la procesión de faroles de papel, que empieza en el estadio Dongdaemun y finaliza en el templo Jogyesa, en el distrito Jongno de Seúl. Este desfile se ha convertido actualmente en un festival budista de gran escala que trasciende su importancia religiosa.

el rito de los faroles

el rito de los faroles
Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > VERANO > Abril > Vacaciones estacionales

Autor AnJiwon(安智源)

Se trata de un rito ampliamente difundido entre las religiones culturalmente sometidas bajo la influencia budista, que consiste en encender faroles fuera de los hogares, en las calles y los templos a fin de celebrar el nacimiento de Sakyamuni. Para quienes profesan esta religión, los faroles que iluminan la oscuridad son un símbolo de la sabiduría de Buda alumbrando el mundo; por esta razón, los seguidores le ofrendaban faroles a Buda desde los tiempos en que vivía el profeta. Desde sus inicios, costumbre de ofrendar faroles forma parte fundamental de las celebraciones budistas y tiene raíces en la tradición hindú de ofrecerle agua, inciensos, flores, faroles y alimentos a Brahma. En Corea, los primeros testimonios escritos que se refieren a este rito de encender y colgar faroles se encuentran en un capítulo del Samguk sagi (Historia de los Tres Reinos, 1145). que describe los acontecimientos del sexto año de reinado (866) del rey Gyeongmun de Silla Unificada (676-918). Durante este periodo, empezó a organizarse este rito budista bajo la influencia de la costumbre china de colgar faroles en la noche de la primera luna llena del año, es decir, originalmente no tenía lugar en el Natalicio de Buda sino el 15 del primer mes lunar. Finalmente el Yeongdeunghoe cobró un carácter oficial cuando Wang Geon, el rey fundador de la dinastía Goryeo (918-1392), estableció por ley que fuera incluido entre las celebraciones budistas de carácter oficial del reino. Sin embargo, durante la dinastía Joseon (1392-1910), periodo en que el confucianismo fue adoptado como doctrina nacional, se desplegó una política antibudista y en este marco, el rey Yeonsangun (1476-1506) ordenó que todos los templos de la capital del reino fueran cerrados. Más tarde, durante el gobierno del rey Injong (1515-1545), la represión del budismo llegó a su punto máximo, llegando al extremo de prohibirse a los monjes budistas la entrada a Hanyang, la capital del reino. Pero aún bajo este ambiente de represión religiosa, en la noche del Natalicio de Buda se levantaba excepcionalmente el toque de queda y todos los habitantes de la ciudad acudían a los templos para rendir homenaje a Buda. Ese día, cuando empezaba a anochecer, la gente subía a los montes cercanos para contemplar de cerca los faroles y unirse a los festejos, los cuales tenían lugar durante toda la noche. En el periodo Joseon, los preparativos para el festival de faroles empezaban con varios días de antelación. Tanto en las casas como en las oficinas gubernamentales, los mercados y las calles, se confeccionaban varas de bambú para colgar los faroles y se adornaba la parte superior con banderines de seda de diversos colores. En los hogares se solían colgar faroles según el número de hijos que tuviesen y los mantenían encendidas hasta el día siguiente del día del nacimiento de Buda. En 1975 se decretó feriado nacional el día del Natalicio de Buda, el cual se celebra el 8 del cuarto mes lunar, dando pie al resurgimiento de los eventos relacionados con los faroles a partir del año siguiente. A partir de 1996, la comunidad budista, liderada por la Orden Jogye, organiza un variado abanico de eventos especiales con motivo de esta significativa fecha, siendo el más importante la procesión de faroles de papel, que empieza en el estadio Dongdaemun y finaliza en el templo Jogyesa, en el distrito Jongno de Seúl. Este desfile se ha convertido actualmente en un festival budista de gran escala que trasciende su importancia religiosa.