entre lo viejo y lo nuevo

Palabra clave

신구간 ( 新舊間 , Singugan )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > INVIERNO > Diciembre > Vacaciones estacionales

Autor YooChulin(庾喆仁)
Fecha de la renovación 2019-01-29

Es el período de aproximadamente una semana que media entre cinco días después de Daehan (lit. gran frío) y tres días antes de Ipchun (comienzo de la primavera). Los habitantes de la isla Jeju creen que es en esta semana cuando se deben hacer las mudanzas, las modificaciones y los arreglos de las casas. Se creía que entre el Daehan, que es el último período estacional del año viejo e Ipchun, que es el primer período estacional del año nuevo, se producía el reemplazo de los dioses viejos que gobernaban los asuntos humanos por otros nuevos. En el libro Cheongi daeyo (Gran compendio de los secretos naturales, 1737) se dice que el período en que se efectúa este cambio de dioses es cinco días después de Daehan y dos días antes de Ipchun, pero actualmente en la isla Jeju se considera que es tres días antes de Ipchun.
En Singugan los dioses que gobiernan y protegen los asuntos humanos terminan su mandato de un año en la tierra y retornan al cielo junto a Okhwangsangje (lit. Emperador de Jade, dios celestial taoísta), pero los nuevos dioses todavía no han bajado a la tierra, por lo que es un “período libre de divinidades”. En consecuencia no hay días propicios ni días desfavorables, por lo que se pueden realizar mudanzas, hacer arreglos, cavar la tierra y cortar árboles dentro del solar de la vivienda, sin que eso sea causa de infortunios.
Si se hacen arreglos o modificaciones en la cocina, la entrada, el baño o el establo, se cava el suelo dentro de los límites de la casa o se repara el vallado de piedras de las casas fuera de Singugan, se puede provocar la ira de los dioses que gobiernan cada una de estas partes de la casa. Por esta razón, si no es posible mudarse en Singugan, tratan de trasladar a la nueva casa al menos el tamiz y el aventador, que son los enseres domésticos considerados esenciales, con lo cual se considera hecha la mudanza. Pero aún si es dentro de Singugan, hay que tener cuidado con las direcciones, pues algunas son negativas y reciben el nombre de myeongsam sari y haesam sari y pueden ser perjudiciales para la familia. En esta dirección negativa no se puede construir una casa, ni siquiera si es dentro del lote de la propia vivienda. Sin embargo, estas prohibiciones pueden ignorarse si la mudanza es a un lugar lejano.
La costumbre de mudarse o hacer reparaciones en Singugan porque es un período libre de dioses y no se corre el peligro de enojar a ninguna de las divinidades tutelares del hogar, tiene sus raíces en estas creencias chamánicas.

entre lo viejo y lo nuevo

entre lo viejo y lo nuevo
Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > INVIERNO > Diciembre > Vacaciones estacionales

Autor YooChulin(庾喆仁)
Fecha de la renovación 2019-01-29

Es el período de aproximadamente una semana que media entre cinco días después de Daehan (lit. gran frío) y tres días antes de Ipchun (comienzo de la primavera). Los habitantes de la isla Jeju creen que es en esta semana cuando se deben hacer las mudanzas, las modificaciones y los arreglos de las casas. Se creía que entre el Daehan, que es el último período estacional del año viejo e Ipchun, que es el primer período estacional del año nuevo, se producía el reemplazo de los dioses viejos que gobernaban los asuntos humanos por otros nuevos. En el libro Cheongi daeyo (Gran compendio de los secretos naturales, 1737) se dice que el período en que se efectúa este cambio de dioses es cinco días después de Daehan y dos días antes de Ipchun, pero actualmente en la isla Jeju se considera que es tres días antes de Ipchun.En Singugan los dioses que gobiernan y protegen los asuntos humanos terminan su mandato de un año en la tierra y retornan al cielo junto a Okhwangsangje (lit. Emperador de Jade, dios celestial taoísta), pero los nuevos dioses todavía no han bajado a la tierra, por lo que es un “período libre de divinidades”. En consecuencia no hay días propicios ni días desfavorables, por lo que se pueden realizar mudanzas, hacer arreglos, cavar la tierra y cortar árboles dentro del solar de la vivienda, sin que eso sea causa de infortunios.Si se hacen arreglos o modificaciones en la cocina, la entrada, el baño o el establo, se cava el suelo dentro de los límites de la casa o se repara el vallado de piedras de las casas fuera de Singugan, se puede provocar la ira de los dioses que gobiernan cada una de estas partes de la casa. Por esta razón, si no es posible mudarse en Singugan, tratan de trasladar a la nueva casa al menos el tamiz y el aventador, que son los enseres domésticos considerados esenciales, con lo cual se considera hecha la mudanza. Pero aún si es dentro de Singugan, hay que tener cuidado con las direcciones, pues algunas son negativas y reciben el nombre de myeongsam sari y haesam sari y pueden ser perjudiciales para la familia. En esta dirección negativa no se puede construir una casa, ni siquiera si es dentro del lote de la propia vivienda. Sin embargo, estas prohibiciones pueden ignorarse si la mudanza es a un lugar lejano.La costumbre de mudarse o hacer reparaciones en Singugan porque es un período libre de dioses y no se corre el peligro de enojar a ninguna de las divinidades tutelares del hogar, tiene sus raíces en estas creencias chamánicas.