dar la bienvenida a la luna(迎月)

Palabra clave

달맞이 ( 迎月 , Dalmaji )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Vacaciones estacionales

Autor PyoInju(表仁柱)

Costumbre de rezar por una buena fortuna ante la primera luna llena del Año Nuevo Lunar, que sale el día de Jeongwol Daeboreum (día de la Gran Luna Llena, 15 del primer mes lunar). Otros nombres por los que se conoce son yeongwol (aguardar la salida de la luna), mangwol (contemplar la luna), dalbogi (ver la luna), mangwore jeolhagi (saludar a la luna), mangur-i (luna llena), etc.

Es una costumbre que se observa en toda la península coreana. Este día por la noche, cuando se aproxima la hora de la salida de la luna, la gente acude a alguna colina cercana para darle la bienvenida. Pese al frío invernal, nadie vacila en emprender la caminata hasta la cima de la colina, desde donde contemplarán al astro celestial más cercano a la tierra, ayudados por la luz y el calor de las antorchas. Cuando el cielo empieza a enrojecer por el este y sale la primera luna llena del Año Nuevo Lunar, clavan sus antorchas en la tierra y empiezan a rezar juntando las dos manos para que se cumplan sus deseos. Las oraciones varían según la situación de cada quien. Los campesinos rezan por una cosecha abundante, los jóvenes no casados piden una buena pareja con quien contraer matrimonio y las mujeres sin hijos varones oran por un hijo que perpetúe el linaje familiar. La gente se apresura para llegar el primero, puesto que se piensa que cuanto antes lleguen a la cima para rezarle a la luna, más suerte tendrán durante el año.

En las sociedades agrícolas, la luna encarna el principio femenino asociado a la madre tierra y, por tanto, es símbolo de fertilidad y abundancia, tanto de la agricultura como de las mujeres. En este sentido, el dalmaji puede ser considerado como una especie de rito religioso de carácter chamánico en honor a la diosa de la luna.

Audio

dar la bienvenida a la luna

dar la bienvenida a la luna
Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Vacaciones estacionales

Autor PyoInju(表仁柱)

Costumbre de rezar por una buena fortuna ante la primera luna llena del Año Nuevo Lunar, que sale el día de Jeongwol Daeboreum (día de la Gran Luna Llena, 15 del primer mes lunar). Otros nombres por los que se conoce son yeongwol (aguardar la salida de la luna), mangwol (contemplar la luna), dalbogi (ver la luna), mangwore jeolhagi (saludar a la luna), mangur-i (luna llena), etc. Es una costumbre que se observa en toda la península coreana. Este día por la noche, cuando se aproxima la hora de la salida de la luna, la gente acude a alguna colina cercana para darle la bienvenida. Pese al frío invernal, nadie vacila en emprender la caminata hasta la cima de la colina, desde donde contemplarán al astro celestial más cercano a la tierra, ayudados por la luz y el calor de las antorchas. Cuando el cielo empieza a enrojecer por el este y sale la primera luna llena del Año Nuevo Lunar, clavan sus antorchas en la tierra y empiezan a rezar juntando las dos manos para que se cumplan sus deseos. Las oraciones varían según la situación de cada quien. Los campesinos rezan por una cosecha abundante, los jóvenes no casados piden una buena pareja con quien contraer matrimonio y las mujeres sin hijos varones oran por un hijo que perpetúe el linaje familiar. La gente se apresura para llegar el primero, puesto que se piensa que cuanto antes lleguen a la cima para rezarle a la luna, más suerte tendrán durante el año. En las sociedades agrícolas, la luna encarna el principio femenino asociado a la madre tierra y, por tanto, es símbolo de fertilidad y abundancia, tanto de la agricultura como de las mujeres. En este sentido, el dalmaji puede ser considerado como una especie de rito religioso de carácter chamánico en honor a la diosa de la luna.