festividad del quinto día del quinto mes lunar(端午)

Palabra clave

단오 ( 端午 , Dano )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > VERANO > Mayo > Vacaciones estacionales

Autor KimSunpoong(金善豊)

Se trata de un festivo que cae el quinto día del quinto mes lunar. La primera sílaba de su denominación, dan, significa “primero”, y la segunda sílaba, o, se traduce como el número “cinco”. De ahí que su interpretación literal sea “primer quinto”. El Dano viene siendo considerado desde tiempos muy antiguos como una de las festividades más importantes de Corea, por la creencia de que es en este día cuando la energía positiva o yang del año está en su máximo apogeo. Un libro de historia aparecido en China en el siglo VII bajo el título de Suishu (Libro de Sui), cuenta que el pueblo del reino Silla (57 a. C.- 935 d. C.) venera a las deidades del sol y la luna, pues el día de Dano corresponde estacionalmente a una festividad del sol.

Era un día en el que se celebraba una gran variedad de ceremonias. En el palacio, los miembros de la corte regalaban al rey un danocheop (colección de poesías de Dano), mientras que el rey les ofrecía unos abanicos especiales de Dano, elaborados por artesanos de la corte o llegados como tributo desde las provincias. En muchos hogares se celebraban ofrendas conmemorativas a los antepasados, conocidas como dano jeolsa, con cerezas recién recogidas. También se llevaba a cabo un rito chamánico llamada dano gosa, cuyo propósito era rezar por la paz familiar, la abundancia de las cosechas y la fertillidad. Las mujeres se lavaban el cabello con extractos de changpo (cálamo aromático) y lo adornaban con flores de gunggungi (Angelica polymorpha) porque se creía que su fragancia ayudaba a ahuyentar los infortunios. Con la raíz de changpo se tallaban pasadores para el cabello, que pintaban de rojo y sobre los que se grababan caracteres chinos que presagiaban buena suerte, como subok (longevidad y fortuna). El pigmento de color rojo, hecho mayormente de alazor o cinabro, simbolizaba esplendor y tenía el poder de exorcizar a los espíritus malignos. Se afirmaba que llevar en el pelo un pasador confeccionado de esta manera protegía a las mujeres del calor estival y les aseguraba mayor salud. Se le daba el nombre de danojang (ataviarse para el Dano) a esta serie de arreglos personales, como lavarse la cara y el cabello con extractos de cálamo, ponerse ropa nueva y adornarse el cabello con horquillas hechas con raíces de changpo.

Como Dano era considerado día de abundante energía yang, la gente creía que los amuletos hechos este día eran especialmente fuertes y capaces, por tanto, de ahuyentar a todos los espíritus malignos e infortunios. En Dano se recogían y se secaban muchos tipos de hierbas medicinales, como la Artemisia princeps y las agripalmas. Los campesinos hacían un atado con estas artemisas y las colocaban junto a la puerta principal de la casa para expulsar las fuerzas malignas. Una vez seca, la artemisa era también usada para la moxibustión y, algunas veces, ingerida como remedio por los enfermos. Asimismo, otra práctica tradicional, conocida como daechunamu sijip bonaegi (casar a las jujubas), era colocar piedras entre las ramas de los árboles de la jujuba, con la esperanza de obtener más frutas que en años precedentes. En este mismo día, algunos se hacían grabar sus sellos personales con madera de árboles como el membrillo chino (Pseudocydonia sinensis) o la jujuba, creyendo que así les traería mayor suerte. Siendo una de las celebraciones más grandes de la primavera, el Dano era un día festejado con muchos juegos y eventos. Antes de la fecha los jóvenes confeccionaban un columpio con cuerdas fabricadas con la paja que habían recogido de casa en casa. En Dano, todo el mundo, sin importar edad ni sexo, subía a los columpios vestidos pulcramente. Los mozos ponían en juego su fortaleza y competían en una lucha tradicional conocida como ssireum. Las actividades y celebraciones del Dano variaban según las regiones. Las más famosas son el Gangneung Danoje (festival de Dano de Gangneung), Bongsan Talchum (danza de máscaras de Bongsan), Songpa Sandae Nori (danza-teatro de máscaras de Songpa) y Yangju Byeolsandae Nori (danzateatro de máscaras de Yangju), las cuales se llevaban a cabo en espacios abiertos, como las plazas de mercado, donde se aglomeraba mucha gente animando el ambiente festivo del día.

festividad del quinto día del quinto mes lunar

festividad del quinto día del quinto mes lunar
Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > VERANO > Mayo > Vacaciones estacionales

Autor KimSunpoong(金善豊)

Se trata de un festivo que cae el quinto día del quinto mes lunar. La primera sílaba de su denominación, dan, significa “primero”, y la segunda sílaba, o, se traduce como el número “cinco”. De ahí que su interpretación literal sea “primer quinto”. El Dano viene siendo considerado desde tiempos muy antiguos como una de las festividades más importantes de Corea, por la creencia de que es en este día cuando la energía positiva o yang del año está en su máximo apogeo. Un libro de historia aparecido en China en el siglo VII bajo el título de Suishu (Libro de Sui), cuenta que el pueblo del reino Silla (57 a. C.- 935 d. C.) venera a las deidades del sol y la luna, pues el día de Dano corresponde estacionalmente a una festividad del sol. Era un día en el que se celebraba una gran variedad de ceremonias. En el palacio, los miembros de la corte regalaban al rey un danocheop (colección de poesías de Dano), mientras que el rey les ofrecía unos abanicos especiales de Dano, elaborados por artesanos de la corte o llegados como tributo desde las provincias. En muchos hogares se celebraban ofrendas conmemorativas a los antepasados, conocidas como dano jeolsa, con cerezas recién recogidas. También se llevaba a cabo un rito chamánico llamada dano gosa, cuyo propósito era rezar por la paz familiar, la abundancia de las cosechas y la fertillidad. Las mujeres se lavaban el cabello con extractos de changpo (cálamo aromático) y lo adornaban con flores de gunggungi (Angelica polymorpha) porque se creía que su fragancia ayudaba a ahuyentar los infortunios. Con la raíz de changpo se tallaban pasadores para el cabello, que pintaban de rojo y sobre los que se grababan caracteres chinos que presagiaban buena suerte, como subok (longevidad y fortuna). El pigmento de color rojo, hecho mayormente de alazor o cinabro, simbolizaba esplendor y tenía el poder de exorcizar a los espíritus malignos. Se afirmaba que llevar en el pelo un pasador confeccionado de esta manera protegía a las mujeres del calor estival y les aseguraba mayor salud. Se le daba el nombre de danojang (ataviarse para el Dano) a esta serie de arreglos personales, como lavarse la cara y el cabello con extractos de cálamo, ponerse ropa nueva y adornarse el cabello con horquillas hechas con raíces de changpo. Como Dano era considerado día de abundante energía yang, la gente creía que los amuletos hechos este día eran especialmente fuertes y capaces, por tanto, de ahuyentar a todos los espíritus malignos e infortunios. En Dano se recogían y se secaban muchos tipos de hierbas medicinales, como la Artemisia princeps y las agripalmas. Los campesinos hacían un atado con estas artemisas y las colocaban junto a la puerta principal de la casa para expulsar las fuerzas malignas. Una vez seca, la artemisa era también usada para la moxibustión y, algunas veces, ingerida como remedio por los enfermos. Asimismo, otra práctica tradicional, conocida como daechunamu sijip bonaegi (casar a las jujubas), era colocar piedras entre las ramas de los árboles de la jujuba, con la esperanza de obtener más frutas que en años precedentes. En este mismo día, algunos se hacían grabar sus sellos personales con madera de árboles como el membrillo chino (Pseudocydonia sinensis) o la jujuba, creyendo que así les traería mayor suerte. Siendo una de las celebraciones más grandes de la primavera, el Dano era un día festejado con muchos juegos y eventos. Antes de la fecha los jóvenes confeccionaban un columpio con cuerdas fabricadas con la paja que habían recogido de casa en casa. En Dano, todo el mundo, sin importar edad ni sexo, subía a los columpios vestidos pulcramente. Los mozos ponían en juego su fortaleza y competían en una lucha tradicional conocida como ssireum. Las actividades y celebraciones del Dano variaban según las regiones. Las más famosas son el Gangneung Danoje (festival de Dano de Gangneung), Bongsan Talchum (danza de máscaras de Bongsan), Songpa Sandae Nori (danza-teatro de máscaras de Songpa) y Yangju Byeolsandae Nori (danzateatro de máscaras de Yangju), las cuales se llevaban a cabo en espacios abiertos, como las plazas de mercado, donde se aglomeraba mucha gente animando el ambiente festivo del día.