Cesta Aventadora(簸箕)

Palabra clave

( 簸箕 , Ki )

Ubicación de la enciclopedia

Creencias Populares de Corea > Creencia doméstica > Accesorios Rituales

Autor KimHyokyung(金孝慶)

Ki es el término que hace referencia a una cesta para aventar granos que se utiliza también como una herramienta chamánica a fin de realizar sesiones de adivinación o rituales.

La cesta aventadora tejida de bambú o sauce mide entre 50 y 70 centímetros de anchura, y entre 70 y 100 centímetros de longitud. Su función de cribar granos se reinterpreta en la creencia popular como la de la clasificación y eliminación de impurezas e incertidumbres, por lo tanto se utiliza como un método de resolver problemas o tomar decisiones. Los usos más frecuentes de las cestas aventadoras como un medio hechicero son para realizar unas previsiones de las próximas cosechas e invocar la lluvia.

En los hogares dedicados a actividades agrícolas, en la mañana del día de Jeongwoldaeboreum, el 15 de enero del calendario lunar, una cesta aventadora que contiene cinco tipos de granos cocidos al vapor, vegetales cocidos, semillas de algodón y mezcla de granos se lleva al ganado como medios para averiguar la fortuna respecto a las próximas cosechas, determinada por el alimento que el toro come primero: el arroz y vegetales cocidos sirven para determinar en qué nivel alcanzará la cosecha del año en curso; los granos mixtos y semillas de algodón son para determinar cómo será la cosecha de cultivos individuales. Las ki se utilizan también para un ritual de petición de lluvias llamado giuje llevado a cabo por las mujeres aldeanas que se dirigen al río cercano y lavan su cesta de bambú a fin de rezar por las lluvias, en base a la creencia de que las impurezas de las cestas pueden contaminar el río, lo que provoca el enojo de los dioses, entonces ellos traen la lluvia a la tierra para castigar a los seres humanos. El giuje incluye también plegarias recitadas por las mujeres mientras ellas salpican el agua del río o del pozo, este acto se efectúa por la creencia de que el chapoteo del agua que parece como si cayera un aguacero que podrá invocar la lluvia en realidad.

Las cestas para aventar se utilizan también para ofrecer la comida a los espíritus menores y diversos fantasmas llamados japgwijapsin. Como parte del ritual llamado antaek que tiene lugar en el primer mes del calendario lunar para orar por la paz en el hogar, unas mesas rituales se preparan justo fuera de las habitaciones o en el patio. Para ofrendar la comida a los espíritus menores, una ki sirve como mesa ritual sobre la cual las esteras de paja están colocadas en forma de cruz. En esta mesa ritual con la paja encima, se prepara la comida sacrificial, a veces con ofrendas adecuadas o con pedacitos recolectados de la comida sacrificial, preparada en las mesas rituales de otras habitaciones.

Cesta Aventadora

Cesta Aventadora
Ubicación de la enciclopedia

Creencias Populares de Corea > Creencia doméstica > Accesorios Rituales

Autor KimHyokyung(金孝慶)

Ki es el término que hace referencia a una cesta para aventar granos que se utiliza también como una herramienta chamánica a fin de realizar sesiones de adivinación o rituales. La cesta aventadora tejida de bambú o sauce mide entre 50 y 70 centímetros de anchura, y entre 70 y 100 centímetros de longitud. Su función de cribar granos se reinterpreta en la creencia popular como la de la clasificación y eliminación de impurezas e incertidumbres, por lo tanto se utiliza como un método de resolver problemas o tomar decisiones. Los usos más frecuentes de las cestas aventadoras como un medio hechicero son para realizar unas previsiones de las próximas cosechas e invocar la lluvia. En los hogares dedicados a actividades agrícolas, en la mañana del día de Jeongwoldaeboreum, el 15 de enero del calendario lunar, una cesta aventadora que contiene cinco tipos de granos cocidos al vapor, vegetales cocidos, semillas de algodón y mezcla de granos se lleva al ganado como medios para averiguar la fortuna respecto a las próximas cosechas, determinada por el alimento que el toro come primero: el arroz y vegetales cocidos sirven para determinar en qué nivel alcanzará la cosecha del año en curso; los granos mixtos y semillas de algodón son para determinar cómo será la cosecha de cultivos individuales. Las ki se utilizan también para un ritual de petición de lluvias llamado giuje llevado a cabo por las mujeres aldeanas que se dirigen al río cercano y lavan su cesta de bambú a fin de rezar por las lluvias, en base a la creencia de que las impurezas de las cestas pueden contaminar el río, lo que provoca el enojo de los dioses, entonces ellos traen la lluvia a la tierra para castigar a los seres humanos. El giuje incluye también plegarias recitadas por las mujeres mientras ellas salpican el agua del río o del pozo, este acto se efectúa por la creencia de que el chapoteo del agua que parece como si cayera un aguacero que podrá invocar la lluvia en realidad. Las cestas para aventar se utilizan también para ofrecer la comida a los espíritus menores y diversos fantasmas llamados japgwijapsin. Como parte del ritual llamado antaek que tiene lugar en el primer mes del calendario lunar para orar por la paz en el hogar, unas mesas rituales se preparan justo fuera de las habitaciones o en el patio. Para ofrendar la comida a los espíritus menores, una ki sirve como mesa ritual sobre la cual las esteras de paja están colocadas en forma de cruz. En esta mesa ritual con la paja encima, se prepara la comida sacrificial, a veces con ofrendas adecuadas o con pedacitos recolectados de la comida sacrificial, preparada en las mesas rituales de otras habitaciones.