Ritual para Limpiar la Energía antes de Entrar A Vivir en Nueva Casa(入宅告祀)

Palabra clave

입택고사 ( 入宅告祀 , Iptaekgosa )

Ubicación de la enciclopedia

Creencias Populares de Corea > Creencia doméstica > Ritual

Autor AnHyekyung(安惠敬)

Iptaekgosa se refiere a un ritual que tiene lugar cuando una familia se muda a casa nueva que se ha construido recientemente o de una casa o una nueva para rezar por la paz y prosperidad en la familia.

El iptaekgosa que se llama también jipgosa se observa en todo el país.

El ritual puede ser categorizado en el tipo de ritual y el tipo de hechicería. El tipo de ritual puede agruparse otra vez en dos categorías. Primera que se denomina “seongjubaji” es el rito de recepción al dios protector del hogar, Seongju, oficiado por un chamán o un hechicero, y otro que se llama “iptaekgosa” es el rito de la entrada a la casa, encabezado por el hombre la familia de acuerdo con la tradición de rituales de la adoración a los dioses tutelares del hogar.

El iptaekgos se concentra en informar a Seongju y otros dioses del hogar de una nueva familia que se ha mudado a una casa y se pide por la paz y protección. La comida sacrificial para el ritual incluye el pastel de arroz llamado sirutteok y licor. Luego de ofrecer las reverencias profundas ante la mesa ritual, la familia corta el sirutteok en pedazos y los coloca en cada esquina del hogar. El altaekgosa se finaliza con la invitación de los vecinos a la casa para servirles la comida preparada, lo que se llama jipdeuri.

El ritual del tipo de hechicería se practica en una gama de métodos que varían según las familias y tiene por objetivo evitar la mala suerte o mala fuerza que podría surgir en un entorno poco familiar. Este ritual se llama también isaaengmagi que significa “prevención de la mala suerte al mudarse” y en tiempos contemporáneos, los amuletos de papel llamados bujeok han formado gran parte del ritual, elaborados por un chamán o un monje budista, que traen a veces los talismanes y los colocan en las entradas o puertas después de haber ofrecido las oraciones dando vuelta por la casa.

Ritual para Limpiar la Energía antes de Entrar A Vivir en Nueva Casa

Ritual para Limpiar la Energía antes de Entrar A Vivir en Nueva Casa
Ubicación de la enciclopedia

Creencias Populares de Corea > Creencia doméstica > Ritual

Autor AnHyekyung(安惠敬)

Iptaekgosa se refiere a un ritual que tiene lugar cuando una familia se muda a casa nueva que se ha construido recientemente o de una casa o una nueva para rezar por la paz y prosperidad en la familia. El iptaekgosa que se llama también jipgosa se observa en todo el país. El ritual puede ser categorizado en el tipo de ritual y el tipo de hechicería. El tipo de ritual puede agruparse otra vez en dos categorías. Primera que se denomina “seongjubaji” es el rito de recepción al dios protector del hogar, Seongju, oficiado por un chamán o un hechicero, y otro que se llama “iptaekgosa” es el rito de la entrada a la casa, encabezado por el hombre la familia de acuerdo con la tradición de rituales de la adoración a los dioses tutelares del hogar. El iptaekgos se concentra en informar a Seongju y otros dioses del hogar de una nueva familia que se ha mudado a una casa y se pide por la paz y protección. La comida sacrificial para el ritual incluye el pastel de arroz llamado sirutteok y licor. Luego de ofrecer las reverencias profundas ante la mesa ritual, la familia corta el sirutteok en pedazos y los coloca en cada esquina del hogar. El altaekgosa se finaliza con la invitación de los vecinos a la casa para servirles la comida preparada, lo que se llama jipdeuri. El ritual del tipo de hechicería se practica en una gama de métodos que varían según las familias y tiene por objetivo evitar la mala suerte o mala fuerza que podría surgir en un entorno poco familiar. Este ritual se llama también isaaengmagi que significa “prevención de la mala suerte al mudarse” y en tiempos contemporáneos, los amuletos de papel llamados bujeok han formado gran parte del ritual, elaborados por un chamán o un monje budista, que traen a veces los talismanes y los colocan en las entradas o puertas después de haber ofrecido las oraciones dando vuelta por la casa.