Rituales Funerarios(喪禮)

Palabra clave

상례 ( 喪禮 )

Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > 일생의례 > Sangnye | Jangnye

Autor KimSiduk(金時德)

Ceremonia que se lleva a cabo tras el fallecimiento de un familiar.

La muerte llega a todos, y nadie puede escapar de ella. Los rituales funerarios sirven para tratar la muerte. Hay dos puntos de vista religiosos sobre la muerte: la muerte es algo temeroso, así que el cuerpo del fallecido debe ser tratado tan pronto como sea posible; o la muerte es uno de los pasos del culto a los antepasados. Con tal fin, los descendientes del difunto efectúan un rito fúnebre por largo período de tiempo para convertir al fallecido en uno de sus antepasados venerados. Por ejemplo, en la tradición confuciana, el hijo mayor o doliente principal debe estar de luto por tres años tras la muerte del difunto. El ritual funerario confuciano cuya esencia es enclaustrar la tablilla espiritual del fallecido consiste en 19 procedimientos y numerosos sub-procedimientos. En este caso, los procedimientos se realizan de la siguiente forma:

① Chojongui: confirmar la muerte y preparar el ritual funerario.
② Seup: limpiar y amortajar el cuerpo del difunto el primer día del ritual.
③ Soryeom: envolver el cuerpo del difunto con tela de cáñamo el segundo día del ritual.
④ Daeryeom: colocar el cuerpo del difunto en el ataúd en el tercer día del ritual.
⑤ Seongbok: el hijo mayor o pariente más cercano del fallecido se viste con un traje de luto y se encarga del ritual funerario al cuarto día.
⑥ Jo: atender a los asistentes del ritual funerario después de que el hijo mayor o pariente más cercano del fallecido se vista con un traje de luto.
⑦ Munsang: los que ha recibido la noticia de la muerte del fallecido visitan a la familia de luto.
⑧ Chijang: decidir el lugar y la hora del entierro.
⑨ Cheongu: efectuar un ritual dos veces el día anterior y justo antes del traslado del féretro al cementerio.
⑩ Barin: trasladar el féretro del fallecido de su casa al lugar de sepultura. Un ritual tiene lugar a medio camino.
⑪ Geummyo: Poner el ataúd en el lugar de entierro. En este momento, la tablilla espiritual del fallecido se elabora, y se realiza un ritual en frente de ella.
⑫ Bangok: Volver a casa, llevando la tablilla espiritual y la tablilla provisional del fallecido.
⑬ Uje: realizar tres rituales –chou, jaeu y samu-. El chou es el primer ritual después del entierro, mientras el jaeu es el segundo ritual y el samu es el tercer ritual después del entierro.
⑭ Jolgok: dejar de realizar el llanto fúnebre llamado gok.
⑮ Buje: informar a los antepasados sobre el enclaustramiento de la tablilla espiritual del fallecido en el santuario.
⑯ Sosang: rito recordatorio que se realiza en el primer aniversario del fallecimiento.
⑰ Daesang: rito recordatorio que se hace en el segundo aniversario del fallecimiento.
⑱ Damje: rito que se hace 27 meses después del fallecimiento para recordar al fallecido por más tiempo, ya que es difícil volver a la vida cotidiana justo después del funeral.
⑲ Gilje: colocar la nueva tablilla espiritual del fallecido y quitar la tablilla del antepasado de la quinta generación del santuario. La tablilla quitada debe enterrarse bajo tierra.

El ritual funerario tiene la finalidad tanto de tratar cadáveres como de recuperar la estabilidad familiar, superando la muerte de un ser querido. La familia de luto acepta oficialmente la muerte de un familiar; convierte al fallecido en uno de los antepasados venerados; y hace al hijo mayor del fallecido que se encargue de la familia, mediante el ritual funerario. Se requieren tres años para lograr todo esto y reducir al mínimo el impacto causado por el fallecimiento de un familiar, por lo que el hijo mayor o doliente principal suele pasar tres años de luto, superando la tristeza y preparando para volver a la vida cotidiana poco a poco. El luto que dura tres años se pone fin cuando el hijo mayor o doliente principal asume la responsabilidad de familia, siendo el hombre de la casa.

Rituales Funerarios

Rituales Funerarios
Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > 일생의례 > Sangnye | Jangnye

Autor KimSiduk(金時德)

Ceremonia que se lleva a cabo tras el fallecimiento de un familiar. La muerte llega a todos, y nadie puede escapar de ella. Los rituales funerarios sirven para tratar la muerte. Hay dos puntos de vista religiosos sobre la muerte: la muerte es algo temeroso, así que el cuerpo del fallecido debe ser tratado tan pronto como sea posible; o la muerte es uno de los pasos del culto a los antepasados. Con tal fin, los descendientes del difunto efectúan un rito fúnebre por largo período de tiempo para convertir al fallecido en uno de sus antepasados venerados. Por ejemplo, en la tradición confuciana, el hijo mayor o doliente principal debe estar de luto por tres años tras la muerte del difunto. El ritual funerario confuciano cuya esencia es enclaustrar la tablilla espiritual del fallecido consiste en 19 procedimientos y numerosos sub-procedimientos. En este caso, los procedimientos se realizan de la siguiente forma: ① Chojongui: confirmar la muerte y preparar el ritual funerario. ② Seup: limpiar y amortajar el cuerpo del difunto el primer día del ritual. ③ Soryeom: envolver el cuerpo del difunto con tela de cáñamo el segundo día del ritual. ④ Daeryeom: colocar el cuerpo del difunto en el ataúd en el tercer día del ritual. ⑤ Seongbok: el hijo mayor o pariente más cercano del fallecido se viste con un traje de luto y se encarga del ritual funerario al cuarto día. ⑥ Jo: atender a los asistentes del ritual funerario después de que el hijo mayor o pariente más cercano del fallecido se vista con un traje de luto. ⑦ Munsang: los que ha recibido la noticia de la muerte del fallecido visitan a la familia de luto. ⑧ Chijang: decidir el lugar y la hora del entierro. ⑨ Cheongu: efectuar un ritual dos veces el día anterior y justo antes del traslado del féretro al cementerio. ⑩ Barin: trasladar el féretro del fallecido de su casa al lugar de sepultura. Un ritual tiene lugar a medio camino. ⑪ Geummyo: Poner el ataúd en el lugar de entierro. En este momento, la tablilla espiritual del fallecido se elabora, y se realiza un ritual en frente de ella. ⑫ Bangok: Volver a casa, llevando la tablilla espiritual y la tablilla provisional del fallecido. ⑬ Uje: realizar tres rituales –chou, jaeu y samu-. El chou es el primer ritual después del entierro, mientras el jaeu es el segundo ritual y el samu es el tercer ritual después del entierro. ⑭ Jolgok: dejar de realizar el llanto fúnebre llamado gok. ⑮ Buje: informar a los antepasados sobre el enclaustramiento de la tablilla espiritual del fallecido en el santuario. ⑯ Sosang: rito recordatorio que se realiza en el primer aniversario del fallecimiento. ⑰ Daesang: rito recordatorio que se hace en el segundo aniversario del fallecimiento. ⑱ Damje: rito que se hace 27 meses después del fallecimiento para recordar al fallecido por más tiempo, ya que es difícil volver a la vida cotidiana justo después del funeral. ⑲ Gilje: colocar la nueva tablilla espiritual del fallecido y quitar la tablilla del antepasado de la quinta generación del santuario. La tablilla quitada debe enterrarse bajo tierra. El ritual funerario tiene la finalidad tanto de tratar cadáveres como de recuperar la estabilidad familiar, superando la muerte de un ser querido. La familia de luto acepta oficialmente la muerte de un familiar; convierte al fallecido en uno de los antepasados venerados; y hace al hijo mayor del fallecido que se encargue de la familia, mediante el ritual funerario. Se requieren tres años para lograr todo esto y reducir al mínimo el impacto causado por el fallecimiento de un familiar, por lo que el hijo mayor o doliente principal suele pasar tres años de luto, superando la tristeza y preparando para volver a la vida cotidiana poco a poco. El luto que dura tres años se pone fin cuando el hijo mayor o doliente principal asume la responsabilidad de familia, siendo el hombre de la casa.