Gijisi Juldarigi

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeInhwa(李仁和)

Un juego de tira y afloja llevado a cabo entre numerosos mercaderes con una cuerda de 100 metros con forma de ciempiés, el propósito del cual es expulsar la mala suerte causada por vivir en un área con un supuesto aspecto de ciempiés.

Su origen no se sabe exactamente, debido a la escasez de registros; sin embargo, según los libros La leyenda sobre el tiro de cuerda de Gijisi del Sr. Gu Ja-seong y Las leyendas de Chungnam del Sr. Choi Mun-hwi, la peculiar topografía de la aldea de Gijisi dio lugar a ciertas supersticiones de que un milenario ciempiés era la causa de los desastres que afectaban al área. Por esta razón, cada año intercalar, la gente fabricaba una cuerda que representaba al ciempiés y la estiraban para dejarle sin fuerzas. Por otra parte, el libro Las diversiones locales de Joseon escrito por el japonés Murayama Jijun en el año 1936, en su capítulo El tiro de cuerda practicado en la comarca de Dangjin‑gun cuenta que esta costumbre viene de la creencia popular de que al tirar de esta cuerda se prevendrían las enfermedades para ese año. Así, con el propósito de prevenir la mala suerte, y a diferencia de lo que se hacía en otras zonas, se lo practicaba cerca de las crestas o picos de las montañas.

Sus practicantes fueron, generalmente, comerciantes del mercado de Gijisi y el lugar del tiro de cuerda solía ser el patio de este mercado, cercano a la montaña, pero con el paso del tiempo y con el crecimiento del mercado, más tarde se cambió la cede.

Igualmente, desde su designación como patrimonio cultural, cambiaron también los practicantes y su propósito principal, y también apareció una nueva interpretación según la cual se ve la cuerda como un símbolo del dios dragón relacionado con la buena cosecha. Por esta nueva tendencia, se empezó a practicarlo en el barrio de Heungcheok‑dong y, en base a las reacciones positivas de todo el pueblo, a partir del año 2013 se construyeron el museo y el estadio del tiro de cuerda al sur de Gijisi.

Su periodo de práctica es cada año intercalar en una fecha a entre febrero y marzo; por ejemplo, en 1960 se realizó del 26 al 28 de marzo.

La trenza es formada por 15 técnicos mediante el uso de tres mil pajas un mes antes del evento y luego se trasladan al estadio. Su forma completa tiene un diámetro de 3 metros y una longitud de entre 120 y 130 metros. Su proceso inicial es la fabricación de 150 cuerdas de menor tamaño, cada una creada por el trenzado de unas 30 pajas. Juntándolas en grupos de 50, se crean 3 cuerdas de tamaño intermedio, las cuales se trenzan para completar una llamada cuerda principal. Se preparan dos de estas cuerdas principales, una para el equipo del norte y otra para el equipo del sur, y a cada una se le agregan 3 cuerdas intermedias transversales de 40 a 60 metros, que forman 6 «patas» de cada cuerda principal. Cada una de estas «patas» que están formadas por 30 de las cuerdas pequeñas llevan además incorporadas 5 cuerdas con un grosor de aproximadamente la mitad del propio. Al par de cuerdas principales se les denomina sujul (cuerda macho) y amjul (cuerda hembra), pues se conectarán por sus extremos, que respectivamente tienen forma de gancho y de anillo con un diámetro de 1.8 metros aproximadamente. Al final, el número de cuerdas menores que dan forma al ciempiés suman 300.

En general, el proceso de fabricación de las cuerdas sigue el siguiente orden: colgada, enlazada, envolvimiento, producción de cuerdas menores, producción de cuerdas intermedias, producción de cuerdas principales. Tras este proceso, las cuerdas principales son transportadas al estadio por cientos de personas junto con bandas de músicas campesina, comenzando por el equipo de la cuerda macho seguido por el de la hembra. Tras la llegada al estadio, se anudan las cuerdas macho y hembra con ayuda de un cazonete y se disponen en la dirección correcta. Después, numerosas personas se reúnen para participar en el tiro de cuerda y el resultado del juego generalmente se determina si se mueve el nudo de dos a tres metros o si transcurren 5 minutos. Entre los pueblos ganadores, se elige uno vía sorteo para recibir una vaca amarilla como premio y del segundo al quinto lugar se otorgan otras recompensas y herramientas de cultivo.

El tiro de cuerda de Gijisi, más que ser un juego folclórico para las buenas cosechas como los que se celebran en otras zonas, es una costumbre para deshacerse del infortunio y expresar el deseo de tener prosperidad en el comercio.

Gijisi Juldarigi

Gijisi Juldarigi
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeInhwa(李仁和)

Un juego de tira y afloja llevado a cabo entre numerosos mercaderes con una cuerda de 100 metros con forma de ciempiés, el propósito del cual es expulsar la mala suerte causada por vivir en un área con un supuesto aspecto de ciempiés. Su origen no se sabe exactamente, debido a la escasez de registros; sin embargo, según los libros La leyenda sobre el tiro de cuerda de Gijisi del Sr. Gu Ja-seong y Las leyendas de Chungnam del Sr. Choi Mun-hwi, la peculiar topografía de la aldea de Gijisi dio lugar a ciertas supersticiones de que un milenario ciempiés era la causa de los desastres que afectaban al área. Por esta razón, cada año intercalar, la gente fabricaba una cuerda que representaba al ciempiés y la estiraban para dejarle sin fuerzas. Por otra parte, el libro Las diversiones locales de Joseon escrito por el japonés Murayama Jijun en el año 1936, en su capítulo El tiro de cuerda practicado en la comarca de Dangjin‑gun cuenta que esta costumbre viene de la creencia popular de que al tirar de esta cuerda se prevendrían las enfermedades para ese año. Así, con el propósito de prevenir la mala suerte, y a diferencia de lo que se hacía en otras zonas, se lo practicaba cerca de las crestas o picos de las montañas. Sus practicantes fueron, generalmente, comerciantes del mercado de Gijisi y el lugar del tiro de cuerda solía ser el patio de este mercado, cercano a la montaña, pero con el paso del tiempo y con el crecimiento del mercado, más tarde se cambió la cede. Igualmente, desde su designación como patrimonio cultural, cambiaron también los practicantes y su propósito principal, y también apareció una nueva interpretación según la cual se ve la cuerda como un símbolo del dios dragón relacionado con la buena cosecha. Por esta nueva tendencia, se empezó a practicarlo en el barrio de Heungcheok‑dong y, en base a las reacciones positivas de todo el pueblo, a partir del año 2013 se construyeron el museo y el estadio del tiro de cuerda al sur de Gijisi. Su periodo de práctica es cada año intercalar en una fecha a entre febrero y marzo; por ejemplo, en 1960 se realizó del 26 al 28 de marzo. La trenza es formada por 15 técnicos mediante el uso de tres mil pajas un mes antes del evento y luego se trasladan al estadio. Su forma completa tiene un diámetro de 3 metros y una longitud de entre 120 y 130 metros. Su proceso inicial es la fabricación de 150 cuerdas de menor tamaño, cada una creada por el trenzado de unas 30 pajas. Juntándolas en grupos de 50, se crean 3 cuerdas de tamaño intermedio, las cuales se trenzan para completar una llamada cuerda principal. Se preparan dos de estas cuerdas principales, una para el equipo del norte y otra para el equipo del sur, y a cada una se le agregan 3 cuerdas intermedias transversales de 40 a 60 metros, que forman 6 «patas» de cada cuerda principal. Cada una de estas «patas» que están formadas por 30 de las cuerdas pequeñas llevan además incorporadas 5 cuerdas con un grosor de aproximadamente la mitad del propio. Al par de cuerdas principales se les denomina sujul (cuerda macho) y amjul (cuerda hembra), pues se conectarán por sus extremos, que respectivamente tienen forma de gancho y de anillo con un diámetro de 1.8 metros aproximadamente. Al final, el número de cuerdas menores que dan forma al ciempiés suman 300. En general, el proceso de fabricación de las cuerdas sigue el siguiente orden: colgada, enlazada, envolvimiento, producción de cuerdas menores, producción de cuerdas intermedias, producción de cuerdas principales. Tras este proceso, las cuerdas principales son transportadas al estadio por cientos de personas junto con bandas de músicas campesina, comenzando por el equipo de la cuerda macho seguido por el de la hembra. Tras la llegada al estadio, se anudan las cuerdas macho y hembra con ayuda de un cazonete y se disponen en la dirección correcta. Después, numerosas personas se reúnen para participar en el tiro de cuerda y el resultado del juego generalmente se determina si se mueve el nudo de dos a tres metros o si transcurren 5 minutos. Entre los pueblos ganadores, se elige uno vía sorteo para recibir una vaca amarilla como premio y del segundo al quinto lugar se otorgan otras recompensas y herramientas de cultivo. El tiro de cuerda de Gijisi, más que ser un juego folclórico para las buenas cosechas como los que se celebran en otras zonas, es una costumbre para deshacerse del infortunio y expresar el deseo de tener prosperidad en el comercio.