Gwangju Chilseok Gossaum Nori

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea

Autor PyoInju(表仁柱)

Un juego en que se enfrentan dos nudos confeccionados a partir de cuerdas o cordones.

No se sabe exactamente sobre sus orígenes, pues solo se han transmitido fábulas sobre esta actividad. Según las historias, la topografía de Chilseok tiene la apariencia de un fuerte toro echado, lo que le da una energía muy fuerte al terreno. Se dice que esta energía causaba problemas a la hora de criar perros, por lo que los habitantes criaban gansos en su lugar. En épocas pasadas, un adivino taoista que iba pasando por el pueblo dijo «la forma territorial del pueblo no ayuda al crecimiento de los jóvenes» y, con esta profecía, plantó un ginkgo para contrarrestar la fuerza territorial. Luego, en el lugar que correspondía al hocico del toro, excavó un estanque para simbolizar un comedero. Dado que el levantamiento de este toro simbólico podría causar un gran daño a los arrozales y las huertas, también amarró las riendas del toro a un ginkgo en la montaña más vieja, conocida como Halmeoni Dangsan. Por último, en el sito correspondiente a la cola se afianzó el terreno con siete piedras. Luego, al día de la primera luna llena del año, para que mucha gente pisara y fortaleciera el terreno de la aldea, se empezó a celebrar el gossaum nori, o lucha de nudos.

Tras su interrupción en los años 40, se reavivó el juego en el año de 1969 y fue designado como Patrimonio Inmaterial de Importancia N.º 33 del país en 1970.

Asimismo, el juego tiene un gran significado folclórico por su relación con las culturas locales y por sus aspectos como un juego colectivo de competición entre dos equipos. Este arte folclórico local es muy representativo del área del suroeste de Corea y es un evento masivo que brinda un fuerte sentido comunitario, dada la necesidad de colaboración e integración social. También tiene el carácter de un rito chamanístico en el que se desean buenas cosechas y abundancia. A este respecto, tiene mucho que ver con el juldarigi (tiro de cuerda), junto con el cual es el evento más típico que prevalece en la cultura de los arrozales.

Gwangju Chilseok Gossaum Nori

Gwangju Chilseok Gossaum Nori
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea

Autor PyoInju(表仁柱)

Un juego en que se enfrentan dos nudos confeccionados a partir de cuerdas o cordones. No se sabe exactamente sobre sus orígenes, pues solo se han transmitido fábulas sobre esta actividad. Según las historias, la topografía de Chilseok tiene la apariencia de un fuerte toro echado, lo que le da una energía muy fuerte al terreno. Se dice que esta energía causaba problemas a la hora de criar perros, por lo que los habitantes criaban gansos en su lugar. En épocas pasadas, un adivino taoista que iba pasando por el pueblo dijo «la forma territorial del pueblo no ayuda al crecimiento de los jóvenes» y, con esta profecía, plantó un ginkgo para contrarrestar la fuerza territorial. Luego, en el lugar que correspondía al hocico del toro, excavó un estanque para simbolizar un comedero. Dado que el levantamiento de este toro simbólico podría causar un gran daño a los arrozales y las huertas, también amarró las riendas del toro a un ginkgo en la montaña más vieja, conocida como Halmeoni Dangsan. Por último, en el sito correspondiente a la cola se afianzó el terreno con siete piedras. Luego, al día de la primera luna llena del año, para que mucha gente pisara y fortaleciera el terreno de la aldea, se empezó a celebrar el gossaum nori, o lucha de nudos. Tras su interrupción en los años 40, se reavivó el juego en el año de 1969 y fue designado como Patrimonio Inmaterial de Importancia N.º 33 del país en 1970. Asimismo, el juego tiene un gran significado folclórico por su relación con las culturas locales y por sus aspectos como un juego colectivo de competición entre dos equipos. Este arte folclórico local es muy representativo del área del suroeste de Corea y es un evento masivo que brinda un fuerte sentido comunitario, dada la necesidad de colaboración e integración social. También tiene el carácter de un rito chamanístico en el que se desean buenas cosechas y abundancia. A este respecto, tiene mucho que ver con el juldarigi (tiro de cuerda), junto con el cual es el evento más típico que prevalece en la cultura de los arrozales.