Gamnae Gejuldanggigi

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor NamSungjin(南聖辰)

Un juego de cuerda transmitido en la aldea de Gamcheon-ri (Gamnae), Bubuk-myeon, del distrito de Miryang, Gyeongsangnam‑do, en el que se tira de una cuerda con forma de cangrejo colgándola por los hombros e inclinando el cuerpo hacia delante.

El cangrejo era un recurso importante para los habitantes de Gamcheon, por lo cual ocurrían peleas entre ellos para ocupar el mejor lugar de pesca, agravando las relaciones vecinales. Para dirimirlo, los ancianos de la aldea recomendaron un juego de cuerda con forma de cangrejo, de modo que los residentes ganadores pudieran ocupar primero el lugar de pesca que quisieran y, según el resultado del juego, se pudieran repartir los lugares. Gracias a esto, la rivalidad entre los residentes desapareció y, desde luego, el juego se convirtió en una tradición. Con la reducción en la pesca de cangrejo, esta tradición terminó en los años 20, pero resurgió más recientemente para decidir quiénes de los residentes realizarían el trabajo para arreglar el embalse o el camino de cultivo en los días de la temporada baja, tales como el Jeongwol Daeboreum (el primer plenilunio del año) o el Chirwol Baekjungnal (el festival budista de todos los espíritus).

A diferencia del juldarigi (el juego de tira y afloja de la cuerda), en el que los participantes tiran de una cuerda cara a cara, en el tiro de la cuerda cangrejo los residentes tiran de la cuerda de espaldas, colgándosela sobre el hombro y echando sus cuerpos hacia delante. Otra característica que diferencia este juego del típico tira y afloja es la forma circular como un anillo que se la da a la cuerda para representar el cuerpo de un cangrejo, con otras agarraderas atadas a esta a modo de patas de cangrejo. La cuerda se fabrica torciendo paja hasta formar un círculo de aproximadamente 2 m de diámetro. Luego, se le cuelgan al anillo otras cuerdas largas de 12, 10 u 8 metros, que representan las patas del cangrejo. El número de patas varía según la cantidad de participantes. Pueden ser dos cuerdas cortas si se trata de dos jugadores, o tres para seis jugadores divididos en dos equipos, cada cinco cuerdas para diez jugadores divididos en dos equipos y así sucesivamente. Las herramientas y materiales necesarios para preparar el juego son el jaksubari (cazonete para sujetar la cuerda), el namugusi (un abrevadero usado como tambor), el jige (cuévano tradicional, en este caso usado como instrumento musical), el daebal (un implemento de bambú usado en la lucha por el lugar seleccionado), las banderas de ambos equipos (el dragón para el este y el tigre para el oeste) y una bandera con la frase «La agricultura es la base del país.».

El juego tiene lugar entre dos equipos: sanggam (el equipo del este del pueblo) y hagam (el equipo del oeste). El formato de juego fue recuperado en los años 70 con base en los testimonios de los ancianos del pueblo y actualmente consta de tres etapas: apnori (fase preliminar), bonnori (fase principal) y dwitnori (fase final). El apnori comienza con el Bakssi Halmae Dangsanje (ceremonia en honor a la progenitora de la aldea) y continúa con el teobapgi (música y marcha para los dioses), el jeotjuldirigi (el amarre de las cuerdas adicionales), el nongbarinori (juego de fuerza entre los agricultores), el pangut (presentación chamánica), el teoppaeatgi ssaum (lucha para ocupar el mejor sitio) y el gejureorugi (dar forma al cangrejo). Por la mañana temprano, los residentes suben al santuario en honor de Bakssi Halmae (progenitora de la aldea) con una banda de música folclórica, y celebran un ritual para rezar por la tranquilidad y la prosperidad. Luego se trasladan al jangseungbaegi (la sede del evento principal) para celebrar otro ritual y después se procede a interpretar la música para el apaciguamiento de los dioses, que es característica del teobapgi. Finalmente se baila la danza chamánica Miryang Deotbaegi y se colocan las cuerdas adicionales en su base siguiendo unos cantos llamados apsori. Enseguida, empieza el nongbarinori (juego de fuerza entre los agricultores) en el área principal, para elegir a los jugadores del tiro de cuerda. En este juego de fuerza los participantes intentan levantarse del suelo mientras cargan a una persona abrazada a cada uno de sus brazos. Cuando se ha elegido al participante más fuerte, este recibe el título de sunongbu (el líder agricultor) y se pasea en un trono cargado por dos hombres para celebrar su victoria, mientras todos se divierten cantando la canción folclórica Miryang Arirang al ritmo del namugusi. En esta fase, los otros miembros de la caravana llevan un jige en sus espaldas y lo percuten con palos para hacer sonar ritmos, a lo que se le llama jigemokballori. Tras esta celebración, inicia el teoppaeatgi ssaum, una lucha en la que los líderes agricultores compiten para determinar cuál equipo tendrá el derecho a elegir la mejor posición en el evento principal.

Una vez terminada esta competencia, los jugadores de ambos equipos dan una vuelta al sitio al ritmo de la música de la banda folclórica y, por fin, comienza el gejuldanggigi, el juego principal. El gejuldanggigi empieza cuando el juldogam (árbitro) hace sonar el jing (gong coreano). Por lo general cada equipo está conformado por diez jugadores, quienes deben tirar de las cuerdas colgándolas alrededor de sus cuellos. A la señal, los jugadores avanzan arrastrándose pegados al suelo con manos y rodillas, usando la fuerza de los hombros y de la cintura, tal y como un vacuno ara la tierra. La justa dura lo que se tarda contar del 1 al 100 (aproximadamente 3 minutos). El objetivo de cada equipo es jalar la cuerda más allá del punto central. El equipo que mueve la cuerda más lejos de la línea central en el tiempo determinado es el ganador. Sin no se puede declarar a un ganador, se juega dos veces más. Una vez conocido el ganador, se continúa con la fase final, o dwitnori, que consta de una costumbre llamada hwadongnori, en la que los jugadores que perdieron toman asiento mientras que los ganadores cantan y bailan dando vueltas alrededor del sitio del juego para luego levantar a los perdedores e invitarlos a la fiesta, que entonces se convierte en una celebración armónica.

Gamnae Gejuldanggigi

Gamnae Gejuldanggigi
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor NamSungjin(南聖辰)

Un juego de cuerda transmitido en la aldea de Gamcheon-ri (Gamnae), Bubuk-myeon, del distrito de Miryang, Gyeongsangnam‑do, en el que se tira de una cuerda con forma de cangrejo colgándola por los hombros e inclinando el cuerpo hacia delante. El cangrejo era un recurso importante para los habitantes de Gamcheon, por lo cual ocurrían peleas entre ellos para ocupar el mejor lugar de pesca, agravando las relaciones vecinales. Para dirimirlo, los ancianos de la aldea recomendaron un juego de cuerda con forma de cangrejo, de modo que los residentes ganadores pudieran ocupar primero el lugar de pesca que quisieran y, según el resultado del juego, se pudieran repartir los lugares. Gracias a esto, la rivalidad entre los residentes desapareció y, desde luego, el juego se convirtió en una tradición. Con la reducción en la pesca de cangrejo, esta tradición terminó en los años 20, pero resurgió más recientemente para decidir quiénes de los residentes realizarían el trabajo para arreglar el embalse o el camino de cultivo en los días de la temporada baja, tales como el Jeongwol Daeboreum (el primer plenilunio del año) o el Chirwol Baekjungnal (el festival budista de todos los espíritus). A diferencia del juldarigi (el juego de tira y afloja de la cuerda), en el que los participantes tiran de una cuerda cara a cara, en el tiro de la cuerda cangrejo los residentes tiran de la cuerda de espaldas, colgándosela sobre el hombro y echando sus cuerpos hacia delante. Otra característica que diferencia este juego del típico tira y afloja es la forma circular como un anillo que se la da a la cuerda para representar el cuerpo de un cangrejo, con otras agarraderas atadas a esta a modo de patas de cangrejo. La cuerda se fabrica torciendo paja hasta formar un círculo de aproximadamente 2 m de diámetro. Luego, se le cuelgan al anillo otras cuerdas largas de 12, 10 u 8 metros, que representan las patas del cangrejo. El número de patas varía según la cantidad de participantes. Pueden ser dos cuerdas cortas si se trata de dos jugadores, o tres para seis jugadores divididos en dos equipos, cada cinco cuerdas para diez jugadores divididos en dos equipos y así sucesivamente. Las herramientas y materiales necesarios para preparar el juego son el jaksubari (cazonete para sujetar la cuerda), el namugusi (un abrevadero usado como tambor), el jige (cuévano tradicional, en este caso usado como instrumento musical), el daebal (un implemento de bambú usado en la lucha por el lugar seleccionado), las banderas de ambos equipos (el dragón para el este y el tigre para el oeste) y una bandera con la frase «La agricultura es la base del país.». El juego tiene lugar entre dos equipos: sanggam (el equipo del este del pueblo) y hagam (el equipo del oeste). El formato de juego fue recuperado en los años 70 con base en los testimonios de los ancianos del pueblo y actualmente consta de tres etapas: apnori (fase preliminar), bonnori (fase principal) y dwitnori (fase final). El apnori comienza con el Bakssi Halmae Dangsanje (ceremonia en honor a la progenitora de la aldea) y continúa con el teobapgi (música y marcha para los dioses), el jeotjuldirigi (el amarre de las cuerdas adicionales), el nongbarinori (juego de fuerza entre los agricultores), el pangut (presentación chamánica), el teoppaeatgi ssaum (lucha para ocupar el mejor sitio) y el gejureorugi (dar forma al cangrejo). Por la mañana temprano, los residentes suben al santuario en honor de Bakssi Halmae (progenitora de la aldea) con una banda de música folclórica, y celebran un ritual para rezar por la tranquilidad y la prosperidad. Luego se trasladan al jangseungbaegi (la sede del evento principal) para celebrar otro ritual y después se procede a interpretar la música para el apaciguamiento de los dioses, que es característica del teobapgi. Finalmente se baila la danza chamánica Miryang Deotbaegi y se colocan las cuerdas adicionales en su base siguiendo unos cantos llamados apsori. Enseguida, empieza el nongbarinori (juego de fuerza entre los agricultores) en el área principal, para elegir a los jugadores del tiro de cuerda. En este juego de fuerza los participantes intentan levantarse del suelo mientras cargan a una persona abrazada a cada uno de sus brazos. Cuando se ha elegido al participante más fuerte, este recibe el título de sunongbu (el líder agricultor) y se pasea en un trono cargado por dos hombres para celebrar su victoria, mientras todos se divierten cantando la canción folclórica Miryang Arirang al ritmo del namugusi. En esta fase, los otros miembros de la caravana llevan un jige en sus espaldas y lo percuten con palos para hacer sonar ritmos, a lo que se le llama jigemokballori. Tras esta celebración, inicia el teoppaeatgi ssaum, una lucha en la que los líderes agricultores compiten para determinar cuál equipo tendrá el derecho a elegir la mejor posición en el evento principal. Una vez terminada esta competencia, los jugadores de ambos equipos dan una vuelta al sitio al ritmo de la música de la banda folclórica y, por fin, comienza el gejuldanggigi, el juego principal. El gejuldanggigi empieza cuando el juldogam (árbitro) hace sonar el jing (gong coreano). Por lo general cada equipo está conformado por diez jugadores, quienes deben tirar de las cuerdas colgándolas alrededor de sus cuellos. A la señal, los jugadores avanzan arrastrándose pegados al suelo con manos y rodillas, usando la fuerza de los hombros y de la cintura, tal y como un vacuno ara la tierra. La justa dura lo que se tarda contar del 1 al 100 (aproximadamente 3 minutos). El objetivo de cada equipo es jalar la cuerda más allá del punto central. El equipo que mueve la cuerda más lejos de la línea central en el tiempo determinado es el ganador. Sin no se puede declarar a un ganador, se juega dos veces más. Una vez conocido el ganador, se continúa con la fase final, o dwitnori, que consta de una costumbre llamada hwadongnori, en la que los jugadores que perdieron toman asiento mientras que los ganadores cantan y bailan dando vueltas alrededor del sitio del juego para luego levantar a los perdedores e invitarlos a la fiesta, que entonces se convierte en una celebración armónica.